GALERIA

LA ESCUELA/

PROYECTOS

PROGRESIONES

TALLER CENTRAL 2020-1 / 31 de Agosto

Cartel Final.jpg

EQUIPO CURATORIAL

Néstor Martínez

Dario Rocha

Fernando García

Ernesto Recuero

Fabiola Hernández

Milena Aguirre

Juan C. Dávila

Maria Rodriguez

El arte nunca es estático…

 

Progresiones es una muestra expositiva que reúne obras de artistas en formación del programa de Artes Plásticas de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico, quienes a través de una multiplicidad de miradas participan en el marco de un evento artístico y académico que posee el propósito de reconocer, indagar y plasmar en la escena artística local y regional el trabajo reciente de los estudiantes/creadores.

 

En esta ocasión, Progresiones se presenta de manera virtual como alternativa a las implicaciones en los procesos formativos debido a la magnitud de la pandemia. Esta ha provocado todo un vuelco en la educación que exige extender las maneras de crear, producir y visibilizar los procesos creativos de los estudiantes quienes con sus obras se atreven a emprender la construcción de nuevos espacios intangibles, que mediten sobre la situación actual.

 

La creación contemporánea en estos momentos, trastoca y traslada los espacios convencionales de exhibición a los espacios virtuales como un mundo aún por explorar, si bien ni la cotidianidad, ni las personas serán las mismas, esta experiencia nos plantea alternativas que modifican la manera de percibir el tiempo, el espacio, la interacción y el contexto que nos rodea. Esta muestra
artística vinculada a la transformación acelerada de una educación virtual, remota y a distancia donde Los espacios privados e íntimos coexisten entre lo público y concurrido debido a que ya no nos separan fronteras tangibles sino sitios web, redes sociales, interacciones virtuales, la conectividad o la conexión eléctrica. Lo anterior, provoca un sentir complejo hacia estos tiempos en los cuales estamos inmersos, tiempos en que el contacto con el otro resulta nostálgico y desconcertante, pues se hace efímero e impalpable.

 

En la muestra emergen aspectos relacionados con diversas temáticas y disciplinas que habitan el arte y la variedad de formas de significación plástica y audiovisual, en las que el espectador puede encontrarse y verse conectado. Los artistas toman conciencia sobre las consecuencias económicas, ecológicas, políticas, sociales, emocionales y psicológicas que viven cada uno desde su subjetividad y sus procesos de interiorización, las cuales invitan al público a adentrarse y dialogar con las realidades que cada artista percibe y propone. Estas se condensan en la construcción de una serie de meditaciones que discuten los juicios asumidos de nuestro entorno y dan cuenta de la
necesidad del arte hoy día.

 

Esta actividad académica invita a compenetrase en una amplia gama de sentidos y significaciones que adentran al espectador a una experiencia estética e ideológica. Esto permite percibir la importancia del arte en la vida en cuanto a la construcción de lo humano desde un campo holístico, que ayuda a enfrentar la incertidumbre generada por la pandemia desde el sentir artístico para construir acciones e interacciones en los procesos de enseñanza y aprendizaje que no se limiten a la realidad circundante y generen espacios para expandir mundos imaginarios que nacen de la experiencia singular de los y las estudiantes.

Gigliola Pardo Nieto

Docente

Artista Visual /Investigadora

Mg. Educación

LA CANASTA FAMILIAR

Las tiendas de barrio son los ejes principales de las dinámicas de los barrios populares. En ellas encontramos pinturas alusivas a los bienes y servicios que estos establecimientos ofrecen a su comunidad. Después de un acuerdo previo con el tendero, el pintor emplea sus herramientas e imaginario para crear imágenes que constan de una alquímica combinación de colores, textos y objetos representados. Esto provoca vibraciones visuales que resaltan la originalidad del lugar y crea un ambiente agradable y familiar acompañado por la música y la atención del tendero. Si bien podremos encontrar pinturas de un mismo autor en diferentes tiendas, nunca serían las mismas, si consideramos que cada tienda tiene su propia personalidad, no solo por sus características físicas son también por los deseos y la manera como su propietario la quiere presentar. Sin embargo, las imágenes de estos pintores están progresivamente siendo eclipsadas por imagines corporativas que importan e imponen la homogeneización de la imagen, a través de medios mecánicos como plantillas (estencil) y digitales como banner. Ese es uno de los detalles que han venido desterrando la espontánea autenticidad de los autóctonos rastros culturales de la comunidad, a la que paulatinamente le han cambiado no solo el ambiente de su entorno, sus dinámicas de intercambio comercial, sino también su manera de reconocerse como individuos. Lo sorprendente de este complejo entramado social es distinguir que el pintor, y las pinturas que realizan, no cumplen un simple rol “decorativo” sino que nos proyectan a través del la intensidad de los colores, de su vigor y de las maneras como representan su entorno, la radiografía de la identidad caribeña.

 

Por otro lado, escoger el tema La Casa Familiar, entre todos los temas que recurrentemente pintan, ha sido por esa visión simbólica que representa aquella nave bíblica que cargó todas las especies de la naturaleza. Es la cápsula de que nos transporta a otras orillas, es el planeta que nos alberga; es el hogar que habitamos.

 

Esta exposición virtual presentará todos los días diversos pintores que participaron en el proyecto como la manera de presentar un reflejo de lo que hubiera sido expuesta de manera física. Por otro lado, esta dedicada a todos ellos, a todos con los que quedo aplazado el trabajo, a todos aquellos que queda por conocer, como también a aquellos que nunca tendré la oportunidad de conocer.

Fernando Garcia